martes, 14 de mayo de 2013

De un solo corrillo están sus secreteos de hazañas,
hormigas que de sus lenguas deslizan.
Cuentan con los dedos de los pies llenos de goce los pellizcos, vidrios de renombre...
ya los veo desde aquí en mi luna,
llenos de apariencias en la frente: la estulticia del hervidero
                                       

No hay comentarios: