sábado, 20 de marzo de 2010

Sin llaves (Sofía)











Cándidos que se juegan todo
en espátula amarilla y roída
no dejan corazones que abundan
ni lamidas de salsa

Se echan las cartas
con poker de amor
para que de incógnitas
hipnoticen imprudentes

Ocultan tu nombre
en la prisa,
parte de enturbiar las vendas
de una rodilla
y un codo mal puesto


Una mujer
en espera de su sombrilla
unta su cabeza de barro
se cuadra en fila
con autómatas de carcajadas
encerrados en humo
informe y presumido