lunes, 26 de octubre de 2009

polisemia al oído (Sofía)























Ruego mil veces
que renueves ese tema,
marginación de frías deducciones
aventuras de héroes que no caen del cielo

Un uniforme  ortodoxo
escupes generosamente
con tanta elocuencia
y estupor
que abruma mi tristeza

Solo percibo a ratos
tu interminable participación,
en un hueco caen tus plátanos
y mi olla,
recoges mis brazos
con abismal silencio

Cielo de estallidos
alarmas de oidos
una fila  en una cima
este mundo tan necio

De premios agrandan
pueril verguenza te regalo,
como un batidor de pesas

Presentes que se confunden
con su toalla en la cabeza
hoy será día trajinado
un dulce, un perfume
y sudor  en los hombros

lunes, 19 de octubre de 2009

Parca aflicción (Sofía)


















De tanto altruismo
engreída de ONG
nombras
eventuales sillones
de sonrisas
y afamados vestuarios

De retóricas insulsas
saturo una cortina
que de panorama llevas

Dueña subastada
de diplomas
a nombre del hambre
cordura que llaman
y firmeza evadida

La cobardía
es un reconocido
amante de tus sabanas,
prontuario de infundios
y jardines de mallas

Lávate las manos
antes de que corra la brisa
y lleve tus insultos
en una mar de esquifes

Tu carruaje andará en la espera
de estrepitosas noticias
y lágrimas para yacer
en tu níveo retrato

sábado, 10 de octubre de 2009

Letras protegidas (Sofía)


En el gélido padecimiento
fusiono  tus aguas
e intensamente me sumerjo

Presurosa de tus letras
De tus días,
De tu sur,
de tus extenuantes charlas
con necios
especuladores de arte
que abundan con torpeza
por estupidez de días,
de noches
como entierro de si mismos.

Protejo
dilataciones de un andarín
mis  costillas van surcando
una piel apetecida
que estalla manos anhelantes
pupilas que aflojan.

De ojos de  esmalte
atrapan y poseen lenguas
informes
descargan y retenien
escarcha de saliva,
la esencia de tu letra,
la eyaculación de tu tiempo
que enardece mi instante.

Cárgate hoy mi perfume
un pronóstico
y un ácido de labios

miércoles, 7 de octubre de 2009

Miedo de ausencias (Sofía)











Disfrutemos el juego
vendrá la fiesta
que quema etapas y ruegos...



ya llevaremos regalos
que no pesen
ni estorben bolsillos

Acuérdate de fumar
antes de correr
que tu gripe acrecente
la brisa de un otoño


Una luna de paso
no entrega retornos
mejor volver a dormir
verte niña de poemas
tristezas y ahogos
sonriendo un brandy con vos

Te pregunto en balcones
ejercicios de dolor
que practico

Puedo sentir  tu tacto
acercándose
y huir de madrugada



A Edith. poetisa de la vida de escabrosos momentos quien transitó por ella  y dejó el regadío de mis días

domingo, 4 de octubre de 2009

Cuadro impecable (Sofía)

Cuadro impecable
rostros de mantas
Te reviso de reojo
percibiendo tu andar

Te permito vidrios
ríos de carreras
caucho de piedras

Aún permaneces
tu brazo  se extiende
mi herida en tu hombro
rabia en las cobijas
amanecen como suelo

Te arrojo en un vaso con whisky de otros
de silencios que se vuelven atenuantes

Una trenza de madrugada con cereza
venciendo días , paso de cebra

mordaz (Sofía)

.
un despertar de excesos muslos trenzados deseos permanentes, mordaces sudor de entregas de medianoche cabello mojado lamiendo tu cuello

musa de cuerda (Sofìa)


Acaricio tu murmullo de lejos
en besos que interpretan
la mirada lenta y detenida

Acto servil de musas
cantos de safo, afrodita de una noche
lectura de amor en sudores de mares solitarios

Delicada resonancia de bocas femeninas
amantes que reclaman golosinas de sexo
de par en par y uves de piernas

Eterna saliva me confunde
sus fluidos mezclados en cabellos
gemidos blancos de senos que arrebatan
una abertura que exprime mi espalda

Posas como foto de regalo
augurios de recuerdo,
tu despedida en un portal
pronto se ahogará en un grito

Ahórrate mi lengua en huecos
felina ansiosa,
cubro mi piel, ahora,
en ríos crecidos
y sábanas que lamen

anhelo perceptivo (Sofía)









Tu cuerpo navega
náufrago de mis sentidos,
sublime a tu tacto.
Tu voz extasia mis momentos
mis recreaciones ,
lúdica de rios,
fluidos en piernas,
manos que abren,
brazos que recogen una piel
que tiembla,
el aliento que entrecorta,
mi lengua afuera
.. salivas que escurren
sin piso que ataje
el arsenal de pasiones...

Tus órdenes
son mi ruego de madrugada
conductistas de lujurias,
pétalos de guiones teatrales,
observancia en mis lápices irracionales,
escena que lubrica un memorial de existencia,
la fonomímica de tus pasos..
exaltación estética ,
sugestión de tu tono
entredormido,
desfallece
como intento de cordura.

He conceptuado anhelos sin alba,
he perpetuado tu nombre en un lienzo de piel..