viernes, 3 de abril de 2015

En la Pag. 13 se encuentran 3 poemas de mi autoría traducidos al rumano por la gran Elisabeta Boțan( Escritora y traductora ) en La revista rumana "LITERATORUL", editada por la Biblioteca Metropolitana Bucarest

http://www.bibmet.ro/Uploads/7_2014/084349.pdf

Pags 60 y 61 se encuentran tres poemas de mi autoría traducidos al rumano por la escritora Elisabeta Botan en La Revista Itaca Dublin, número 9 de 2015, revista trimestral editada por el Centrul De Excelenta in Promovarea Creativitatii Romanest

http://issuu.com/emanuelpope/docs/itaca_nr._9?e=2417424%2F11868697

EN EL IV FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESÍA DE CÓRDOBA (ARGENTINA)


http://www.cambiosypermanencias.com/revistas/docs/Revista5_2014/dossier_poesia/sofia_rodriguez/2.2.SofiaRodriguezGarciaPoemas.pdf

domingo, 27 de abril de 2014


                                                      Fotografía. Artista Luz Marina Ramírez
Fotografía:  Artista Luz Marina Ramírez



                                         Fotografía: Mrvic Jaramillo Coco (Víctor Beleño Jaramillo)
                                         En la foto: Juliana Jaimes Rodríguez, Julio Espinel y Sofía Rodríguez García
                                                           Sofía Rodríguez García



                                             Fotografía: Artista Luz Marina Ramírez

martes, 4 de febrero de 2014

Agradezco inmensamente a la poeta y traductora Elisabeta Botan por su gran labor y generosidad al traducirme el poema "Llamada" al rumano


”Chemare-”-”Llamada”de Sofía Rodríguez García (traducido al rumano por Elisabeta Botan)




Fotografía de Mrvic Jaramillo Coco (Víctor Beleño Jaramillo)
Modelo: Sofía Rodríguez García




Chemare


Își fac vânt diafani 
cu cremă de mâini pentru a sfâșia trupul
(La această curățire cârpușoara nu e în plus )


Fiecare se îmbracă cu țoale noi:

ar părea că uneori timpul
ar relua mângâierile și pieile din orbire.


El, obișnuit cu fugitiveiubiri,

vibrează textele cu strigăte de evadări.
Ea smulge pereții care fără ferestre observă.

Se abandonează mersului pe corzi invizibile,
sfori pe care pământul le scuipă cu motive

Ea dezlănțuie râuri și cascade din pleoape.
El, ca un escapist al tâmplelor, și le bea:
etilic creion îi încercuiește tristețile

Nu sunt buni pentru noduri acei
ce încolăcesc absorbiri și-și spală perdelele de piele

Llamada 

Se despiden transparentes
con crema de manos para despedazar el cuerpo
(Para esa limpieza no está de más el trapito)

Cada quien se viste con mantas recientes:
pareciera algunas veces que el tiempo
retomara las caricias y los cueros en la ceguera.

Él , acostumbrado a los escampaderos,
vibra los textos con gritos de fugas.
Ella arranca las paredes que sin ventanas observan.

Se abandonan en el caminar de cuerdas invisibles,
lazos que la tierra escupe con motivos

Ella arma ríos y cascadas de párpados.
Él, como escapista de las sienes, se los bebe:
etílico lápiz acordona en sus pesares

No son buenos para los nudos aquellos
que enroscan concentrados y lavan sus cortinas de piel.

 Tomado de  de
http://orizonturipoetice.blogspot.com/2014/02/chemare-llamadade-sofia-rodriguez.html

miércoles, 9 de octubre de 2013

El gran filólogo y poeta rumano Andrei Langa, hizo la traducción de un poema de mi autoría en su maravillosa lengua rumana

Poema de SOFIA RODRÍGUEZ GARCIA (trad. al rumano)




                                                                               Fotografía de  Mrvic jaramillo Coco (Víctor Beleño Jaramillo)
                                                                               Modelo : Sofía Rodríguez García
***
Sin virtudes
en una ráfaga de tropiezos y
arsenal vicisitudes.
Habrá que
hacer un manual de parpados,
amansar uñas y suspiros
que caigan de un balcón no
sea que revienten pedazos de
mi aliento.



***
Fără virtuți
într-o goană a eșecurilor și
multitudine de vicisitudini.
Ar trebui de făcut
o carte din pleoape,
să împăcăm prietenii și suspine
ce cad jos de la un balcon
nu pentru a-mi răscoli părți
din respirație.

jueves, 20 de junio de 2013

EL MÚSICO DEL VIENTO (SOFÍA RODRÍGUEZ GARCÍA)


Fotografía tomada de internet


                                                      A Kike Naranjo, músico de la poesía




Estrechas en un surco
las entrecruzadas líneas de vendavales.
Lenguas y salivas huyen es más poético
perplejas por tu boca.

Difuminas las hebras de las mochilas,
los recuerdos de la infancia
la brisa de los caminitos de la tierra.

Te lucen los huecos  danzarines,
que esperan la madrugada.
Se asoman las convocatorias
hechiceras del asombro.
Repite otra vez, en mi corazón,
ese último ritmo:
pudiera con tu brisa
llevarme lejos
asomarme en la palabra
beberme en los pasos de la cadencia
prófuga en sinceras melodías
Tú, mi querido asomado del viento,
evoca la tarea de dioses
acaricia la brava cuerda enrollada
amante de abrazos en desvelo
Ven y dame el concierto del caos de mi sangre.



martes, 28 de mayo de 2013

ESTREMECIDO (SOFÍA RODRÍGUEZ GARCÍA)



El planisferio del cuerpo reposa en el cuello,
aves se comen las líneas psicodélicas.
Pálidos a buena hora,
índices impregnados
por el sur de pinzas en las uñas.

Se estanca la noche de cortinas y sombras,
se desatiende la piel que espera exhausta
se aproxima el golpe con su sol de látigos:
Las Delicias del amanecer prófugo y oblicuo.



domingo, 26 de mayo de 2013

ALIENTO ADHERIDO (SOFÍA RODRÍGUEZ GARCIA)

Los besos en espiga son fuego en sus ojos.
De rayos blancos pareciera que la envuelve,
sus caricias persiguen andariegos de calvarios.
Lazos de sangre cubre en su rostro
atragantados en sus labios de vino


martes, 14 de mayo de 2013

De un solo corrillo están sus secreteos de hazañas,
hormigas que de sus lenguas deslizan.
Cuentan con los dedos de los pies llenos de goce los pellizcos, vidrios de renombre...
ya los veo desde aquí en mi luna,
llenos de apariencias en la frente: la estulticia del hervidero
                                       

viernes, 12 de abril de 2013

CATALEJO DE REGRESO (SOFÍA RODRÍGUEZ GARCÍA)




Alegres  besos en las esquinas,
no se observan los indicios
Silenciosos dejan un aviso
y las veinticuatro mil espadas.

A la hora siguiente,
aparece él con el atrapabesos
De miedo le corren los ojos
podría suceder que alguien
saltara 
y masticara su vuelo.

Ella vestida con sangre en las manos
regresa empapando todo con la ropa
gotea y esparce la boca en su nombre:
tacaño que negocia sus afectos en los sueños.

Un pino aparece de vuelta,
esperando que la calle despida sus olores
 abrace un sin brazos ambulante
y se extasíe en el rojo aroma de su marcha

Escapa bella en sus velos de vino
campamentos cuadrados que la duermen

Acomodado con gafas y un monocular
espera algún suspiro de arena
que se atragante deletreándola
como poros que renacen.